Elige tu colchón ideal

Encuentra el colchón perfecto para tu mejor descanso

Si lo que necesitas es saber cómo elegir tu colchón ideal, aquí te ayudamos a escoger un colchón con las mejores características para las necesidades que buscas.

En principio debes de conocer que existen diferentes núcleos con los que fabricar un colchón, pero al final, la mayoría de fabricantes de colchones terminan utilizando siempre los mismos núcleos, debido a su calidad.

Los diferentes tipos de colchón: colchón de muelles ensacados, colchón de espuma de poliuretano, colchón viscoelástico y colchón de látex.

Además, tenemos que valorar la firmeza adecuada y los materiales añadidos al colchón.

Te indicamos los tipos de colchones más comunes y sus características.

Colchones de muelles ensacados.

Los núcleos de muelles ensacados compuestos por cientos de muelles ensacados independientemente uno a uno en sacos de tela. Ofrecen una completa independencia de lechos, una adaptabilidad sensacional.

Colchones de espuma de poliuretano.

Los colchones de espuma de poliuretano son uno de los más consumidos, gracias a su comodidad a la hora de transportarlos, van envasados al vacío y enrollados, a su precio y a la calidad de sus materiales cada vez más avanzados.

En Colchontruck recomendamos que siempre busques un colchón con una buena densidad ya que de esta forma el colchón aguanta de mejor manera el paso de los años.

Colchones de viscoelástica.

Son uno de los que más auge están tomando dentro del sector del descanso, aunque en verdad, los colchones de viscoelástica van acompañados de otros núcleos como los de muelles ensacados o de espuma, para facilitar una mayor acogida y confort.

Colchones de látex.

Éstos son una buena opción, para aquellas personas hipoalergénicas con problemas de alergias respiratorias o asma, debido a que es un material 100% natural.

El núcleo lleva perforaciones para facilitar la aireación, reducir el peso y crear zonas con distinta resistencia.

En la actualidad, se ha extendido la idea de que un colchón duro es siempre lo mejor para la espalda pero esto, no es así, la dureza o la firmeza del colchón es sólo una cuestión preferencial, y de peso.

Un colchón ideal debe repartir el peso del cuerpo de manera adecuada, respetando la curvatura natural de la columna vertebral mientras duermes de lado. Debe ser lo suficientemente firme para sostener bien el cuerpo, sin resultar incómodo.